-->

27 mar. 2010

Zanahorias Estofadas

1 comentarios
Una guarnición o primer plato rico y nutritivo. Si os gustan las zanahorias, esta es una manera buenísima y facilísima de prepararlas. Eso sí, necesitan un tiempito en la cazuela, no es un plato para hacer con prisa. A nosotras, como nos gustan "al dente", es decir algo crujientes y no demasiado blandas, supone una media horita de cocción. Si las queréis más blanditas, pues un poco más de tiempo en la cazuela. Aunque no hay que olvidar que las verduras pierden propiedades si se hacen demasiado. 
Para preparar estas Zanahorias Estofadas, lo único que se necesita es abundante cebolla (una y media de las grandecitas o al gusto vuestro), unas cuantas zanahorias hermosas -también depende de cuántos sean los comensales, nosotras solemos utilizar unas cinco o seis- , agua o caldo de verduras (si lo tenéis hecho esta es una buena manera de utilizarlo), vino blanco opcional, aceite de oliva, sal y pimienta. Y una cazuela ancha y más bien plana, aunque esto tampoco es imprescindible. 
La elaboración es muy sencilla: cortar la cebolla en juliana (es decir en aritos) y las zanahorias en rodajas. En una cazuela se pone un poco de aceite de oliva, un par de cucharadas y se añade la cebolla hasta pocharla. Cuando comience a estar blandita, aunque no demasiado, se incorporan las zanahorias y se les da un par de vueltas, para rehogarlas. Después se añade el vino blanco (si queréis, es solo para darle un poco de regustillo) y cuando se haya consumido el alcohol, se incorpora el agua o el caldo de verduras, suficiente para cubrir las zanahorias y un pelín más. Se deja cociendo a fuego medio, removiendo de vez en cuando y añadiendo un poco más de líquido si os quedáis cortos. Cuando estén al punto deseado, se añade sal y pimienta y a servir. 
Este plato permite numerosos añadidos. Desde incorporar una tableta de starlux para añadir sabor a utilizar algo de clavo o nuez moscada, o incluso hierbas aromáticas. Eso es al gusto de cada cual. Eso sí, están buenísimas y son perfecto acompañamiento para platos de asado o también para pescado. 

26 mar. 2010

Arroz Cremoso con Setas

0 comentarios

El arroz cremoso es una delicia para el paladar y si además se añaden unas setas y unos tomates deshidratados adquiere un sabor impresionante. Esta receta que os proponemos hoy las Cookin´Sisters es un plato perfecto para invitar a los amigos sin tener que preparar algo complicado pero con un resultado bonito y presentable. Este arroz tiene, sin llegar a ser un risotto, una textura untuosa y rica, rica. Aquí os dejamos la receta para que lo hagáis en casa y nos digáis qué os parece. A nosotras nos ha encantado y a nuestros invitados, también.


Ingredientes :
150 g de arroz ( tipo bomba )
30 gr de setas. En este caso son deshidratadas y principalmente de cardo y shitake, pero en la temporada, nada mejor que elegir en el mercado unos boletus o unas trompetillas, que están para chuparse los dedos y aportan aroma, además de sabor.
4 tomates deshidratados
1 vaso de vino blanco
2 cucharadas de mantequilla
1 cebolleta
1 puerro
1 pimiento verde
2 zanahorias
huesos de jamón
1 litro de agua aprox
1 chorrito de nata
sal y pimienta
pimenton picante

Elaboración:
Ponemos las setas y los tomates deshidratados en un bol con agua templada y lo dejamos unos 30 minutos. Transcurrido ese tiempo lo colamos reservando el caldo. En caso de que las setas sean frescas, basta con cortarlas y añadirlas al sofrito.
Mientras están en remojo las setas vamos haciendo el caldo. Para ello ponemos en una cazuela con agua hirviendo las zanahorias, el puerro, el pimiento verde y los huesos de jamón. Lo dejamos cocer uno 30 minutos. Transcurrido ese tiempo colamos el caldo y lo reservamos.
En una cazuela plana derretimos la mantequilla, incorporamos la cebolleta picada finamente. Cuando este pochada agregamos el arroz y removemos. Incorporamos el vaso de vino blanco y lo dejamos consumir. Cuando no nos quede casi caldo en el arroz agregamos las setas y los tomates cortados en trozos e incorporamos el caldo que hemos obtenido de la hidratación de las setas.
Vamos removiendo hasta que se consuma. Le echamos un poco de pimentón picante y salpimentamos. Empezamos a añadir el caldo caliente poco a poco, removiendo constantemente, al ser el arroz tipo bomba va a necesitar más caldo y más tiempo de cocción. Según se va consumiendo el caldo vamos agregando más hasta que se haga el arroz, puede tardar unos 30 ó 40 min en hacerse. Lo podemos ir probando para ver cuándo está en su punto. Cuando notemos que al arroz le quedan unos minutos le agregamos un chorrito de nata y removemos. Es el momento de rectificar de sal e incluso puede que necesite un poco de azúcar por el amargor de los tomates; eso ya es cuestión de gustos. Servimos inmediatamente para que no pierda su cremosidad. Se puede añadir también un poco de parmesano rallado para que sea más cremoso aún y añadirle un toque de orégano. ¡Delicioso! Por si queda alguna duda, aquí va el video tutorial con todas las instrucciones.

15 mar. 2010

Bocadito de Caballa en Escabeche con Pimientos Aliñados y Crema de Ajos

2 comentarios
Os proponemos un bocadito selecto y exquisito elaborado con ingredientes tan naturales y sencillos como una caballa, unos pimientos y unos ajitos. Pura esencia mediterránea. Es sencillísimo de hacer y además, os podéis permitir escoger el tamaño de vuestros Bocados simplemente cortando las caballas y las láminas de hojaldre en el tamaño que queráis. Otra de sus ventajas es, además de las propiedades indiscutibles de este pescado azul, su economía, puesto que la caballa tiene un precio en el mercado muy asequible. Y, de todas maneras, estando la pesca como está, que incluso hay que dosificar las capturas (el atún rojo es un ejemplo claro) debemos aprovechar lo que nos da el mar en cantidades, aún hoy, abundantes. Finalmente, por si aún no estáis convencid@s, la caballa en escabeche gana en sabor a los días siguientes de haberla preparado, así que se puede guardar en la nevera durante unos días.
Dicho esto, vayamos a por la receta que, como siempre, no requiere de ninguna complicación cocinera y su resultado es, como veis en la foto, casi profesional. 

Ingredientes para dos personas (para más, simplemente multiplicad los ingredientes):
Para el escabeche: dos caballas en filetes –le decís al pescadero que las limpie y les saque los lomos–, una cebolla, dos hojas de laurel, dos ajos, unos granos de pimienta, vinagre de Módena y sal. 
Para los pimientos asados aliñados: 4 pimientos morrones, aceite de oliva, vinagre de Módena, pimienta en grano, laurel, sal y azúcar.
Para la crema de ajos: ajos, aceite de oliva y sal
Para la base del plato: una lámina de hojaldre

Una vez que tengáis todos los ingredientes, vamos a por la elaboración de este Bocado de Caballa en Escabeche con Pimientos Aliñados (y crema de ajos confitados).  Lo primero es eliminar las espinas con unas pinzas –tiene unas cuantas, la verdad–, sazonar los lomos y asarlos ligeramente en una sartén o plancha, sólo por la parte de la piel. Esto es importante porque si les dais la vuelta se desmenuzarán y os quedará el pescado en la sartén, hecho migas. Reservar.
A continuación, preparar el escabeche pochando una cebolla cortada en aros en aceite, a la que se incorpora un vaso de vinagre de Módena, unos granos de pimienta, sal y las hojas de laurel. Dejar templar e introducir posteriormente las caballas en el escabeche. Mantener en la nevera.
Para preparar los pimientos aliñados, lo mejor es tenerlos asados y cortados en tiras con anterioridad, pero si no tenéis, el procedimiento es el siguiente: precalentar el horno a 180º y meter los pimientos envueltos en papel de aluminio durante una hora. Sacarlos, dejar enfriar, pelarlos y cortarlos en tira. El aliño es fundamental (también ganan en sabor al día siguiente de aliñarlos) y consiste en una mezcla de aceite de oliva, sal, azúcar –la misma cantidad de ambos, aprox.–, unos granos de pimienta negra, laurel y vinagre de Módena. 
La crema de ajos, otro ingrediente clave para la receta, se elabora cociendo los ajos en agua durante unos 20 minutos. A continuación, colar, sazonar y añadir unas gotas de aceite de oliva. Triturar en la batidora. 

Ahora que ya están todos los ingredientes por separado, hay que cortar una lámina de hojaldre de un tamaño similar al lomo de la caballa, o varias más pequeñas si queréis hacer bocaditos, la pintáis con huevo batido y al horno unos diez minutos a 200º hasta que esté doradita.
Ya llega el momento de preparar el montaje del plato: Hay que colocar la base de hojaldre, añadir un poco de crema de ajos, unos pimientos aliñados y encima, como guinda, el lomo de la caballa aderezada con un poco de sal gorda. Un bocado exquisito que es un homenaje a un clásico: el bocadillo de caballa con pimientos. ¿Alguien se resiste?





 


10 mar. 2010

Coxinhas de Pollo

3 comentarios
Originales, divertidas y muy bien rellenas. Así son las "Coxinhas", un plato originario de Brasil aunque también se consume bastante en algunos lugares de Portugal. Se trata de una especie de pequeñas croquetas en forma de pera y normalmente se rellenan de pollo (frango) o "galinha". Como todas las recetas de croquetas, si bien su elaboración no es difícil, sí que requiere algo de trabajo y ganas de cocinar. Eso sí, el resultado es tan rico que seguro que superaréis la pereza. Vamos a por los ingredientes que se necesitan para hacer las Coxinhas de Pollo.

Ingredientes :
3 tazas de agua
1 pollo limpio
1 pimiento verde
1 puerro
1 cebolleta
2 cucharadas de mantequilla
3 tazas de harina
tomate frito
ketchup
queso rallado
pimienta negra
pimentón picante
ajo en polvo
sal y aceite

Elaboracion:
Primero metemos en una olla express las 3 tazas de agua, el pollo, medio pimiento verde y el puerro. La ponemos al fuego a máxima potencia y cuando suelte el vapor y pite bajamos el fuego y lo dejamos unos 20 minutos (dependerá del tamaño del pollo). Transcurrido ese tiempo colamos el caldo y reservamos el pollo. 
Incorporamos el caldo a una cacerola que llevamos a fuego fuerte. Agregamos las 2 cucharadas de mantequilla. Cuando rompa a hervir añadimos la harina poco a poco mientras removemos. Cada vez nos costará mas ya que la masa se hará mas espesa. Cuando la masa ya no se pueda trabajar mas en la cacerola, la sacamos y la ponemos en una tabla para amasarla con las manos (dejamos que se enfríe un poco antes para no quemarnos). Despues de trabajarla un poco la colocamos en un bol y la tapamos con film transparente. La reservamos mientras hacemos el relleno.
Para hacer el relleno lo primero es separar la carne del pollo de los huesos e ir desmenuzandola toda con los dedos. Cuando hayamos acabado en una sarte con un poco de aceite echamos la cebolleta y el pimiento verde picados. Dejamos sofreir un poco. Añadimos el pollo. Lo condimentamos con sal, pimienta negra, pimenton picante y ajo en polvo. Agregamos el tomate frito, ketchup y el queso rallado, removemos bien todo, lo retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.
Para hacer nuestras coxinhas cogemos un poco de masa con las manos y le damos forma de bolita, hacemos con el dedo un agujero en el centro y lo vamos agrandando ayudándonos de los dedos (con forma de cuenco). Incorporamos el relleno dentro y cerramos la coxinha en forma de pera o muslito de pollo. Las pasamos por leche y pan rallado y las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén bien doraditas.

Si os ha quedado alguna duda, y tal vez sí porque estas Coxinhas requieren algo de destreza manual, aquí os dejamos un video tutorial con el que podréis seguir todos los pasos. ¡A por ellas!

6 mar. 2010

Mousse de Centollo y Langostinos

0 comentarios

Hoy las Cookin´Sisters os presentan una receta a base de marisco, que ahora, una vez pasadas las navidades, tiene un precio mucho más asequible. Nosotras lo hemos preparado con centollo y langostinos, porque los teníamos congelados en la nevera, dándoles así una presentación original que puede servir para cualquier ocasión especial, aunque se puede elaborar con cualquier tipo de marisco (surimi, gambas, nécoras, lo que querais). A la hora de servir, lo hemos incorporado a una copa de martini, si bien un vaso ancho, de los de whisky, es otro de los recipientes en el que os puede quedar muy bonito.
Para preparar esta Mousse de Centollo y Langostinos hemos utilizado los siguientes ingredientes:
- Un centollo desmenuzado entero y con el jugo de la cabeza
- Unos langostinos cocidos
- Dos claras de huevo
- Nata líquida
- Sal
- Caldo de marisco o bien el que hayais utilizado para cocer los langostinos y el centollo
- Para adornar: huevas rojas y negras, cebollino, una yema de huevo.

La preparación es sencillísima. Cocer el marisco, desmenuzarlo y mezclarlo con un chorrito de nata y un poco de sal. Montar las claras a punto de nieve con las varillas -si las teneis eléctricas, más fácil, si no, con energía batid las varillas con un movimiento horizontal, para que entre aire en las claras durante unos minutos, hasta que la textura de las claras sea espesa y parezca nieve. Unid las dos preparaciones con cuidado, moviendo con una cuchara, en el interior del recipiente en que querais servir la Mousse. Meter en el horno (precalentado previamente a 180º) en un recipiente pequeño la yema de huevo durante un par de minutos. Adornar el plato con la yema de huevo, las huevas y el cebollino y reservar en la nevera hasta la hora de la cena. Ya nos diréis si os gusta :)

2 mar. 2010

La cocina del futuro

0 comentarios
El Grupo Electrolux adelanta un futuro donde para cocinar no necesitemos utensilios, donde podamos dibujar con la mano el área de cocción precisa directamente sobre un electrodoméstico que, además, controla todas las funciones necesarias incluyendo la programación automática de recetas. Estas son las premisas del concepto de cocina del futuro “Heart of the Home” (“Corazón del Hogar”).
Imaginemos no tener que usar sartenes ni ollas, ni preocuparnos nunca más de si los ingredientes son frescos, ni de consultar una receta en un libro. El “Corazón del Hogar” es una idea que anticipa hoy la cocina del mañana, una solución que integra mesa de cocina, superficie para cocinar y barra de bar en un solo producto.
El “Corazón del Hogar” es una superficie de cocción inteligente, sin forma definida y modulable, adaptada a las necesidades del usuario. Con el “Corazón del Hogar”, nos limitamos a situar los ingredientes sobre dicha superficie, el aparato los analiza y presenta una lista de las recetas que mejor se ajustan a los mismos.
Después de decidir la receta, el usuario traza con la mano el tamaño necesario del área de cocción. A continuación, ajusta la profundidad deseada de dicha área tan solo presionando hacia abajo el material moldeable. Una vez fijadas la anchura y profundidad necesarias, sólo queda programar la temperatura y el tiempo de cocción tan solo pulsando con el dedo.
El “Corazón del Hogar” resolverá nuestras necesidades dentro de 40 años.



Related Posts with Thumbnails