-->

31 mar. 2011

Financiers de toblerone y frambuesas

12 comentarios

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Financiers. La verdad es que no somos unas grandes conocedoras de la cocina francesa, aparte de cosas que ya forman parte de lo internacional: la quiche, la tatin, la vichysoisse (¿es francesa, no?)... el resto de cosas las vamos descubriendo poco a poco, y eso es lo que ha pasado con los financiers.... ni idea de lo que eran, así que tocaba investigar un poco.

Os resumimos lo que sabemos de esta especialidad:
Son un postre que creó en 1890 un pastelero que buscaba un dulce pensado para los banqueros de aquel entonces, para que no tuviesen que mancharse las manos después de comer (suponemos que por aquello de trabajar con dinero, ¿quién sabe?).
Así que al pastelero se le ocurrió la idea de estos pastelitos que se toman de un bocado y cuyo principal ingrediente es la almendra. Quedan muy resultones y su elaboración no entraña demasiado misterio: lo único que hay que tener en cuenta es que hay que dejar reposar la masa 1 día en la nevera.
Además de estar ricos, ricos, uno de los alicientes de su preparación es que la casa olerá a almendra y mantequilla de tal manera que se os abrirá el apetito seguro. Después de descubrirlos (y probarlos) nosotras ya los hemos incorporado a la lista de nuestros favoritos, especialmente a la hora de la merienda.



Ingredientes:
170 gr de mantequilla
100 gr harina
125 gr de almendras molidas
220 gr de azúcar glas (glacé, impalpable)
200 gr de claras de huevo (unas 5 claras)
40 gr de miel
Para el relleno en nuestro caso Toblerone y frambuesas.

Elaboración:
Calentamos la mantequilla en un cazo a fuego vivo. La retiramos cuando adquiera un color marrón oscuro y desprenda un olor a avellana. También en ese momento observaremos que en el fondo del cazo se está pegando el suero de la mantequilla. La colamos inmediatamente en un colador fino y la dejamos enfriar mientras preparamos los demás ingredientes.

En un bol agregamos la harina y la almendra tamizadas, el azúcar, las claras y la miel y batimos hasta obtener una consistencia cremosa.
Incorporamos poco a poco la mantequilla y seguimos batiendo. Cubrimos con un film transparente y la dejamos reposar en la nevera 1 día.

Precalentamos el horno a 180º. Repartimos la masa en los moldes que hayamos elegidos. Con nuestro molde, a nosotras nos han salido 18 financieres. Los rellenamos con el toblerone unos y los otros con las frambuesas. Los horneamos de 10 a 15 minutos. Pinchamos con un palillo para comprobar que están listos. Esperamos a que se enfríen un poco antes de desmoldar.


24 mar. 2011

Quiche de calabaza asada con queso gorgonzola

5 comentarios

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Marzo nos invita a prepara un clásico de la gastronomía francesa, la Quiche... no es la primera vez que la hacemos en el blog, pero esta vez tiene un toque diferente: hacer la masa quebrada, todo un reto. Pero hemos comprobado que esta masa es realmente fácil de hacer y el resultado es bastante sorprendente, así que esta receta es todo un reto para quienes temen hacer masas. ¡A por ella!

Respecto al relleno, realmente se puede utilizar casi cualquier cosa aparte del clásico jamón york y queso.. si os apetece un sabor diferente y muy rico, probad con calabaza asada y queso gorgonzola...¡¡¡buenísimo!!!


Ingredientes para la masa quebrada:
200 gr de harina de trigo
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
½ cucharadita de sal
1 pizca de azúcar (para que quede más dorada al hornear)

Elaboración de la masa quebrada:
Ponemos en un bol la harina tamizada. Añadimos la mantequilla cortada en trocitos y mezclamos con los dedos hasta obtener una textura arenosa.
Incorporamos el huevo, la sal y el azúcar y amasamos con los dedos hasta obtener una masa homogénea. Es más fácil si la amasamos en la encimera. Hay que trabajar la masa muy poco; en cuanto veamos que es uniforme la ponemos en el bol, la tapamos con un film transparente y la dejamos reposar en la nevera 1 hora.
Transcurrido ese tiempo la estiramos con el rodillo. Lo hacemos despacio para que no se caliente la masa y se ablande.
La extendemos en el molde; para ello, nos podemos ayudar con el papel de hornear. Cortamos la masa sobrante. Colocamos dentro unos garbanzos y la horneamos unos 10 min (hasta que la veamos un poco dorada) a 180º con el horno previamente precalentado.
Ya la tenemos lista, así que a rellenarla...


Ingredientes del relleno:
300 gr de calabaza
1 chorrito de aceite de oliva
300 ml de nata espesa para cocinar
175 gr de queso gorgonzola
4 huevos
Sal y pimienta

Elaboración del relleno:
Primero asamos la calabaza en el horno. Esto lo podemos hacer mientras reposa la masa en la nevera. Para ello, colocamos los trozos de calabaza en una fuente para horno y agregamos un chorrito de aceite de oliva y sal. Asamos con el horno previamente precalentado a unos 200º unos 30 ó 40 min, dependiendo del tamaño de los trozos de calabaza. Para saber si ya está asada podemos pinchar con un tenedor comprobando así si está blandita. La sacamos del horno y lo dejamos reposar para que se enfríe.
Chafamos la calabaza con un tenedor en un cuenco y añadimos la mitad de la nata (150 ml); mezclamos bien. Salpimentamos y vertemos en la masa quebrada ya lista para rellenar.
Batimos los huevos con la nata restante. Salpimentamos y vertemos encima de la quiche intentando distribuirlo por igual. Horneamos unos 30 min. La sacamos del horno y la dejamos reposar unos 10 min antes de servir. Al sacarla del horno a lo mejor vemos que está hinchada, pero al reposar todo vuelve a su sitio xD.



12 mar. 2011

Calabacines rellenos de carne

3 comentarios

Ayer en la frutería vimos unos bonitos calabacines, así que no dudamos en llevarlos a casa con nosotras. Los calabacines son muy versátiles y están muy ricos cocinados de mil maneras: a la plancha, rebozados, en crema, asados…y cómo no, rellenos. Aunque se les puede incorporar cualquier ingrediente que tengáis en la cocina y también aprovechar las sobras de otro guiso, la receta que os presentamos hoy es a base de carne picada. Es muy importante que esta carne sea de primera, para que queden bien jugosos y ricos. Como ya sabéis, la cantidad de ingredientes que proponemos es orientativa, así que si preferís con más o menos ingredientes, eso lo dejamos a vuestra elección. A ver qué tal os quedan ;))

Ingredientes (para 4 personas) :
4 calabacines
2 zanahorias
1 cebolleta
5 champiñones grandecitos
400 gr de carne picada de ternera
2 vasos de salsa de tomate
1 vasito de vino blanco
Queso rallado o queso en lonchas
400 ml de leche
2 cucharadas de harina
Aceite de oliva
250 ml de nata para cocinar
Sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración:
Lavamos y cortamos los calabacines en secciones del mismo tamaño, más o menos. Las vaciamos con una cucharilla dejando el final a modo de tope para que luego no se salga el relleno, que luego no hay manera de sacarlos del horno sin que se rompan. Hervimos las secciones de calabacín unos 12 minutos. Los escurrimos y reservamos.

Picamos la cebolla y la ponemos en una sartén a pochar con un poco de aceite a fuego bajo. Mientras, vamos troceando la zanahoria y los champiñones. Como la cebolla tarda en pocharse, aprovechamos y hacemos la bechamel. Ahí van las instrucciones:

En una cacerola ponemos aceite y una nuez de mantequilla. Cuando la mantequilla se derrita agregamos 2 cucharadas de aceite. Dejamos que la harina se tueste un poco. Vertemos la leche caliente poco a poco removiendo con la varillas para que no salgan grumos. Le ponemos un poquito de nuez moscada y salpimentamos. Dejamos cocer a fuego bajo unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.

Cuando la cebolla haya cambiado de color y esté dorada, le añadimos la zanahoria y dejamos que se haga unos 5 minutos. Luego agregamos los champiñones y esperamos otros 2 minutos. Salamos. Vertemos el vasito de vino blanco y esperamos a que se evapore. Incorporamos la carne picada y removemos hasta que se haga. Salpimentamos. Incorporamos el vasito de tomate y mezclamos. Agregamos le bechamel, removemos bien todo, lo retiramos del fuego y dejamos que se temple para rellenar los calabacines.

En una fuente de horno embadurnada con un poco de aceite ponemos los calabacines y los vamos rellenando con la carne. Ponemos un poco de queso rallado por encima o trocitos de queso y los horneamos unos 10 minutos con el gratinador. Ojo que no se nos queme el queso.

Por último hacemos la salsa. En una cacerolita ponemos a pochar la carne que habíamos retirado de los calabacines con un poco de aceite y sal. Incorporamos el vasito de tomate frito, mezclamos y vertemos la nata para cocinar. Lo dejamos unos 5 minutos a fuego medio. Luego lo pasamos por la batidora hasta que quede una salsa fina sin grumos.

Servimos los calabacines recién salido del horno acompañados de la salsa. Y a comer!!


Related Posts with Thumbnails