-->

27 abr. 2010

Bacalao Espiritual

7 comentarios

Ahora que está a punto de llegar el día de la madre, nos hemos vuelto a acordar de una receta riquísima que probamos en el anterior evento, el del Padre, en un restaurante portugués de Madrid. Teníamos muchas ganas de hacer nuestra versión de ese plato y, aprovechando que Moulinex nos ha enviado su nueva picadora-ralladora para que la probemos, hemos decidido que era el momento ideal para este bacalao, puesto que lo más pesado de la receta es rallar tanta zanahoria y gracias a las características de este útil instrumento, no hemos tardado nada. La verdad es que nos ha gustado bastante, porque no es muy aparatosa, es bastante útil y facilísima de limpiar. Y otra cosa práctica es el cable, que se esconde detrás del aparato y así no se queda suelto por los cajones.

Después de este pequeño paréntesis, vamos a ver el resultado. Un rico Bacalao "espiritual". Nos contaron en el restaurante que se llama así porque es un plato que preparaban las monjas en los conventos portugueses, aprovechando la huerta y el bacalao que llegaba a sus puertas, que además tiene la virtud de ser un pescado que aguantaba bastante tiempo gracias a su conservación en sal. En cualquier caso, sea de las monjas o no, este bacalao está más que rico, eso sí, llena bastante, así que lo mejor es dejarlo como plato único y acompañarlo de una ensalada verde. Vamos a por los ingredientes y la elaboración.

Ingredientes :
4 zanahorias
grandes
1 puerro
1 cebolleta
1 patata
500 gr de bacalao desalado
3 rebanadas de pan mojadas en leche
sal
queso rallado

Para la bechamel:
70 gr de mantequilla
70 gr de harina
250 ml del agua de cocción del bacalao
250 ml de leche
200 ml de nata
sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración:
Primero rallamos y picamos las hortalizas –la zanahoria, la cebolleta, el puerro y la patata–. Nosotras hemos procesado las verduras con la Fresh Express de Moulinex ( en el vídeo podéis ver los colores de los conos que hemos utilizado), aunque también se puede hacer a mano, claro. Ponemos el bacalao, previamente desalado, a cocer en agua, unos 5 minutos. Reservamos 1 vaso de ese agua de la cocción para la bechamel. Luego colamos bien el bacalao y esperamos a que se enfrie un poco para poder manipularlo. Después le quitamos la piel y las espinas que veamos, lo desmigamos y reservamos.
En una sartén grande con un poco de aceite de oliva, pochamos la cebolleta, el puerro y la patata. Cuando veamos que estan doraditos incorporamos el bacalao, mezclamos bien y agregamos las zanahorias ralladas. Lo dejamos en el fuego unos 5 minutos y le agregamos las rebanas de pan que teniamos en la leche bien escurridas. Lo removemos bien energicamente y reservamos.
Ahora nos ponemos con la bechamel. Para ello ponemos en una cacerola la mantequilla. Cuando se haya derretido le agregamos la harina y removemos bien hasta que coja un color doradito. Incorporamos el agua de la coccion caliente y removemos bien. Seguidamente añadimos la leche caliente y dejamos que hierva un poco, removiendo, hasta que se deshagan los grumos. Por último incorporamos la nata y removemos. La salpimentamos y le ponemos tambien nuez moscada.
Incorporamos la bechamel al bacalao. Tenemos que reservar un poco de la bechamel para el gratinado. Lo mezclamos bien y lo vertemos en un recipiente para horno. Ponemos por encima la bechamel restante y la extendemos. Espolvoreamos un poco de queso rallado y lo metemos al horno a gratinar unos 10 minutitos. Lo servimos inmediatamente.
Para que no os perdáis ninguno de los pasos aquí os dejamos el vídeo. Por supuesto, también nos acordaremos del Día de la Madre a ver si preparamos otra recetita especial.


26 abr. 2010

Ensalada de Lombarda con Anacardos

0 comentarios
Verduras en crudo, crujientes y con sabor. La mejor manera de consumir las vitaminas que contienen los productos de la huerta. Las Cookin´os proponen, de cara al buen tiempo, hacer el mínimo esfuerzo con el máximo de sabor y preparar ensaladas que puedan servir de plato único. Como ésta que os traemos hoy: Lombarda con Anacardos. También se puede preparar con col, pero nos gustaba el sabor y el color que aporta esta verdura morada. La preparación es muy simple. Se trata de combinar los vegetales y frutos secos con cierta armonía y equilibrio de sabores, cortando todos los ingredientes de manera más o menos similar, como por ejemplo, en tiras.
En esta Ensalada hemos incorporado, además de la lombarda, zanahorias, manzana, pimiento verde, pasas y anacardos, obteniendo una rica combinación de sabores. La vinagreta que hemos escogido es la de miel, porque el dulzor le va muy bien a la lombarda. Este aderezo lleva aceite de oliva, una cucharadita de miel, un pellizco de sal, hierbas al gusto (teníamos albahaca y perejil frescos, así que los hemos añadido) y el zumo de un limón. Agitamos los ingredientes y aliñamos con alegría la ensalada. Y directos a la mesa. Se prepara en 5 minutos y está riquísima.

21 abr. 2010

Cabello de Ángel Natural

2 comentarios

La fértil huerta "granaína" está repleta de ricos tesoros. Uno de ellos son unas bonitas calabazas redondas, a rayas verdes y blancas, rellenas de una carne blanca y dulce. Estos frutos de la tierra son las calabazas tipo Cidra, de las que se obtiene un producto único: el cabello de ángel. Tal vez sea un producto al que no le hayáis prestado mucha atención, pero eso es porque no habéis probado el cabello de ángel hecho en casa. Las Cookin´Sisters, siguiendo la receta familiar de los dueños del huerto (que muy amablemente nos surten de ricas calabazas, tomates, pepinos, pimientos o berenjenas....;) ) han preparado un dulcísimo cabello de ángel con el que se pueden rellenar empanadillas, hojaldres o simplemente degustarlo acompañado con pan tostado. Está increíble y la receta no tiene mucha complicación aparte de conseguir partir bien la calabaza. Ahí os la dejamos...

Ingredientes :
1 calabaza Cidra
Azúcar
Cáscara de limón
Canela en rama

Elaboración :
Se lava bien la calabaza y se corta en trozos. Como resbala mucho podemos poner un trapo debajo y ayudarnos, con cuidado, de un mazo y un cuchillo. Ponemos los trozo a cocer (con la cáscara incluida) en una cacerola
por un tiempo de 45 minutos a fuego medio. Transcurrido ese tiempo la colamos y la dejamos enfriar para poder manipularla.
Eliminamos las cortezas y vamos separando las fibras de la calabaza con los dedos y retirando todas las pepitas que veamos. Colamos bien la pulpa para quitarle el exceso de agua y la pesamos. Ponemos en una sartén la pulpa, el azúcar, la ramita de canela y unas cortezas de limón. La cantidad de azúcar tiene que ser la misma que el peso que hayamos obtenido de la pulpa de la calabaza. Vamos removiendo y dejando que se caramelicen las fibras de la calabaza. Cuando se haya consumido bien el azúcar y haya cambiado el cabello de ángel de tonalidad –tiene que quedar dorado–, lo retiramos del fuego. Con el cabello bien caliente lo metemos en un tarro de cristal limpio y lo cerramos. Lo envolvemos con un trapo y una toalla para que se haga el vacío y ¡listo!. Ya tenemos nuestro cabello de ángel para tomarlo con lo que queramos.


Y aquí os dejamos el vídeo para que no os perdáis ni un detalle de la receta :




19 abr. 2010

Medallones de Cerdo con Chutney de Piña

0 comentarios

Una receta muy sabrosa y, aunque requiere algo de tiempo de horno y de cocción, el resultado merece la pena. Por un lado, tenemos un lomo de cerdo entero que preparamos para el horno. Por el otro, una rica salsa étnica (chutney) que puede prepararse casi con cualquier fruta carnosa –en este caso es de piña– y que además puede conservarse herméticamente cerrada durante bastante tiempo en la nevera. Es perfecta para todo tipo de carnes. Pero vayamos por partes; lo primero, el cerdo.
Para preparar los medallones, untamos el lomo entero con una mezcla que hemos preparado en el mortero y que lleva: un ajito, perejil fresco, romero, miel y un poco de mantequilla. Untamos bien el cerdo con esa mezcla y lo sellamos en la sartén, hasta que esté dorado por todos los lados. Son suficientes un par de minutos para sellar la carne. Hecho esto, lo metemos en el horno (precalentado) a 180º durante más o menos una hora. Para que no se seque, le vamos añadiendo algo de lo que teníamos preparado en el mortero, añadiendo también un pellizco de sal y algo de aceite. Bastará con que de vez en cuando salseemos la carne con un poco del propio líquido que se va haciendo en la fuente. Eso le dará mucho sabor.
Para preparar esta salsa, entre dulce y picante, lo que hay que hacer es cortar la piña en cubos y añadirla a una sartén junto con una cebolla picada en cubos también. Lo vamos haciendo lentamente, para lograr una consistencia espesa y jugosa. Cuando la piña esté medio cocida le añadimos un vaso de vinagre. En este caso es de Módena pero si queréis mantener el color de la piña, añadid un buen vinagre de vino o de jerez. En la cantidad de vinagre está la clave del sabor. Si lo preferís más fuerte, añadid más vinagre. Si no, le incorporáis menos. Realmente es una salsa buenísima y muy sencilla de hacer. Nosotras la preferimos espesa, con los trozos de piña en trozos grandes, pero también se puede pasar por la turmix. Eso es a gusto del consumidor.Rico, riquísimo... el sabor es inesperado y muy bueno. Esperamos que os guste.





7 abr. 2010

Ensalada de Alubias con Salmón Marinado al Vodka

0 comentarios
Mmmmm.... no diréis que no tiene buena pinta. Se trata de una versión minimalista de la Ensalada de Alubias con Salmón Marinado al Vodka que os presentamos hoy. Sus ingredientes principales son las legumbres y el salmón que hemos marinado unas horas antes en Vodka, para que esté bien empapadito y jugoso -pero sin pasarse, que tampoco hay que emborrachar el pescado, que luego no hay quien se lo coma- y acompañe al resto de los aderezos de la ensalada. Vamos a por la preparación...

Ingredientes: (como siempre, son aproximativos, se pueden sustituir por otros que os gusten más o por lo que tengáis en casa): 150 g de alubias blancas ( tipo “pea beans” ), medio lomo de salmón fresco, 10 tomates cherry, una bolsa de canónigos, 1 pimiento verde, 2 cebolletas, 1 puerro, 1 zanahoria, aceitunas negras cortadas en rodajas, 1 dedil (de coctelera) de vodka, 1 cucharada de miel de flores, aceite de oliva virgen extra, estragón, el zumo de un limón, sal, pimienta negra en grano.

Preparación:

Si es posible, el día anterior a preparar la receta ponemos las alubias en remojo con agua fría y marinamos el salmón cortado en daditos en un recipiente con el vodka, el estragón, la pimienta negra, el aceite de oliva y el zumo del limón, dejándolo bien cubierto. Si no es posible prepararlo con antelación, también se puede preparar el mismo día. Al día siguiente, cocemos las alubias en agua con una cebolleta, un puerro y una zanahoria, dejándolas en la cazuela una hora aproximadamente. Preparamos la ensalada en el recipiente en el que vayamos a servir, incorporando primero los canónigos, después los tomates cherry, la cebolleta en rodajas, el pimiento verde, los dados de salmón marinado y las aceitunas negras.  Añadimos las alubias por encima.

Hacemos una vinagreta mezclando aceite de oliva virgen extra, una cucharada de miel, el zumo de medio limón, sal y pimienta. Aderezamos la ensalada con la vinagreta y servimos.


Related Posts with Thumbnails