-->

12 mar. 2011

Calabacines rellenos de carne


Ayer en la frutería vimos unos bonitos calabacines, así que no dudamos en llevarlos a casa con nosotras. Los calabacines son muy versátiles y están muy ricos cocinados de mil maneras: a la plancha, rebozados, en crema, asados…y cómo no, rellenos. Aunque se les puede incorporar cualquier ingrediente que tengáis en la cocina y también aprovechar las sobras de otro guiso, la receta que os presentamos hoy es a base de carne picada. Es muy importante que esta carne sea de primera, para que queden bien jugosos y ricos. Como ya sabéis, la cantidad de ingredientes que proponemos es orientativa, así que si preferís con más o menos ingredientes, eso lo dejamos a vuestra elección. A ver qué tal os quedan ;))

Ingredientes (para 4 personas) :
4 calabacines
2 zanahorias
1 cebolleta
5 champiñones grandecitos
400 gr de carne picada de ternera
2 vasos de salsa de tomate
1 vasito de vino blanco
Queso rallado o queso en lonchas
400 ml de leche
2 cucharadas de harina
Aceite de oliva
250 ml de nata para cocinar
Sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración:
Lavamos y cortamos los calabacines en secciones del mismo tamaño, más o menos. Las vaciamos con una cucharilla dejando el final a modo de tope para que luego no se salga el relleno, que luego no hay manera de sacarlos del horno sin que se rompan. Hervimos las secciones de calabacín unos 12 minutos. Los escurrimos y reservamos.

Picamos la cebolla y la ponemos en una sartén a pochar con un poco de aceite a fuego bajo. Mientras, vamos troceando la zanahoria y los champiñones. Como la cebolla tarda en pocharse, aprovechamos y hacemos la bechamel. Ahí van las instrucciones:

En una cacerola ponemos aceite y una nuez de mantequilla. Cuando la mantequilla se derrita agregamos 2 cucharadas de aceite. Dejamos que la harina se tueste un poco. Vertemos la leche caliente poco a poco removiendo con la varillas para que no salgan grumos. Le ponemos un poquito de nuez moscada y salpimentamos. Dejamos cocer a fuego bajo unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.

Cuando la cebolla haya cambiado de color y esté dorada, le añadimos la zanahoria y dejamos que se haga unos 5 minutos. Luego agregamos los champiñones y esperamos otros 2 minutos. Salamos. Vertemos el vasito de vino blanco y esperamos a que se evapore. Incorporamos la carne picada y removemos hasta que se haga. Salpimentamos. Incorporamos el vasito de tomate y mezclamos. Agregamos le bechamel, removemos bien todo, lo retiramos del fuego y dejamos que se temple para rellenar los calabacines.

En una fuente de horno embadurnada con un poco de aceite ponemos los calabacines y los vamos rellenando con la carne. Ponemos un poco de queso rallado por encima o trocitos de queso y los horneamos unos 10 minutos con el gratinador. Ojo que no se nos queme el queso.

Por último hacemos la salsa. En una cacerolita ponemos a pochar la carne que habíamos retirado de los calabacines con un poco de aceite y sal. Incorporamos el vasito de tomate frito, mezclamos y vertemos la nata para cocinar. Lo dejamos unos 5 minutos a fuego medio. Luego lo pasamos por la batidora hasta que quede una salsa fina sin grumos.

Servimos los calabacines recién salido del horno acompañados de la salsa. Y a comer!!


3 comentarios:

carmela dijo...

¡¡¡¡¡Que pinta!!!!! se salen de la foto..... que buenos.... hay que probarlos....

Ague dijo...

Hola he venido a conoceros,atraves de gastroblogs y la verdad es que estoy encantyadísima,que presentación más chuli,vamos los calabacines os han quedado deliciosos pero la presentación es excepcional,bueno deciros que me quedo como seguidora y que nos vemos en las cocinas.
Mil BESOS.

Castañas dijo...

Ñam

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails